Estructura y utilidad de la carta natal



La configuración de los astros en el momento y lugar de nuestro nacimiento determina unos aspectos básicos de nuestra personalidad, tendencias innatas y potenciales a desarrollar, así como aquellos aspectos ocultos de uno mismo que generalmente son difíciles de percibir.

El conocimiento y la lectura de la carta natal nos resulta de una gran utilidad como veremos a continuación:

  • Herramienta de conocimiento y evolución personal
  • Entender determinadas actitudes y maneras de hacer en los diferentes ámbitos de la vida
  • Reconocer y desarrollar potenciales y habilidades innatas
  • Hacer las paces con aspectos incómodos contra los cuales siempre estamos luchando
  •  Nos da claves para comprender nuestra vida y dar un sentido a la misma
  •  Ayuda a un reconocimiento y aceptación de las circunstancias que uno vive, tienen a ver con lo que uno es

 

      La carta natal está formada per una serie de elementos principales:

 

v    12 signos:

Conocidos por todos nosotros: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Balanza, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario, Piscis.

 

Representan diferentes tipos de vibración que aportan un carácter o comportamiento determinado a la persona. Se dividen en cuatro grupos teniendo en cuenta la distribución por elementos, con unas características determinadas:

v     Ascendente:

 

Marca el inicio de la casa I a partir del grado del signo del zodíaco que se eleva en el horizonte en el momento del nacimiento. Representa nuestra personalidad externa, la percepción que tenemos del mundo y nuestro comportamiento y manera de hacer para llegar a nuestro propósito existencial.

v     Casas astrológicas

Simbolizan los diferentes ámbitos de nuestra vida o escenarios donde se expresan los planetas de una determinada manera según el signo donde se ubiquen.

 

Casa 1

Personalidad externa, percepción del mundo, apariencia física

Casa 2

Recursos materiales, dinero, potenciales innatos, habilidades

Casa 3

Intelecto, comunicación, mente concreta, hermanos, relación con el entorno cercano, estudios

Casa 4

Casa, familia, raices, espacio personal

Casa 5

Creatividad individual y autoexpresión, relaciones amorosas, hijos, hobbies

Casa 6

Trabajo, salud, rutina diaria, estructuración del tiempo, animales domésticos

Casa 7

Asociaciones y pareja, aspectos ocultos de la persona

Casa 8

Recursos compartidos, procesos de regeneración y transformación, vivencia de la sexualidad, aspectos esotéricos

Casa 9

Filosofía, espiritualidad, mente abstracta, búsqueda de un sentido existencial, viajes largos, creencias

Casa 10

Vocación profesional, vida pública, status social

Casa 11

Amigos, proyectos y anhelos, participación en grupos, creatividad en equipo, Yo individual-Yo colectivo

Casa 12

Inconsciente, sueños, vidas pasadas, reclusión, procesos introspectivos

 

 

v     Planetas

Cada planeta nos indica un tipo de energía que forma parte de nosotros, el conjunto de las cuales constituye a la persona como un grupo de subpersonalidades.

 

Sol

Consciencia del ser, propósito existencial

Mercuri

Comunicación, pensamientos, intelecto

Lluna

Reacciones emocionales, instinto maternal, capacidad afectiva, protección

Venus

Feminidad, sentimientos, placer, valores, armonía y belleza

Mart

Autoafirmación, acción, coraje, iniciativa, agresividad

Júpiter

Expansión, exageración, optimismo, anhelos

Saturn

Estructura, control, disciplina, esfuerzo, responsabilidad, límites

Urà

Originalidad, inventiva, radicalidad, inconvencional, independencia, liberdad

Neptú

Mundo intangible, fantasía, sueños, compasión, disolución de límites

Plutó

Transformación, poder interior, magnetismo, investigación, psicología

 

Así, un planeta se expresará de una manera determinada según el matiz del signo donde se encuentre, y lo hará preferentemente en una área de la vida indicada por la casa donde esté ubicado.

 

v     Aspectos astrológicos

 

Se representan mediante línias de diferentes colores que vinculan los planetas y otros factores de la carta natal entre sí, según el ángulo que formen entre ellos. Hay que indican un vínculo armonioso, como el sextil (60º) y el trígono (120º) (generalmente de color azul), otros sugieren una relación tensa, com la cuadratura (90º) y la oposición (180º) (color rojo), cierta incomodidad (color verde) y la conjunción donde no hay ninguna línea debido a la proximidad entre si de los planetas (entre 0 y 6º).

Para valorar la dinámica del aspecto, también se tiene en cuenta la naturaleza de los planetas que están interaccionando entre si, a pare del ángulo que forman.

 

Previsión anual, una mirada al futuro ...

 

Cuando hablamos de previsión, no estamos determinando unos hechos concretos que le sucederán en un futuro a la persona, pues ello depende de ella y de las  circunstancias que la rodean. A partir de diferentes técnicas astrológicas se estudia el movimiento planetario a través de la carta natal, con la finalidad de prever periodos favorables o no en la vida del individuo, que nunca son determinantes de unos hechos concretos, pues existen otros factores a tener en cuenta que van más allá de la carta. La previsión astrológica nos ayuda a estar preparados, gestionar y entender determinados períodos o vivencias, para poder crecer y sacar el máximo provecho de ellas.

Según la astrología psicológica, las circunstancias que se presentan en nuestra vida nos facilitan el encontrarnos y descubrir quien somos realmente.

Es aceptar que lo que nos ocurre está en relación con lo que uno es, cuestionando profundamente la imagen que tenemos de nosotros mismos.

Aprender a aceptar y confiar en aquello que aparentemente contradice lo que deseamos, sin querer controlar el destino, gestionando de manera constructiva lo que vivimos y sentimos.

Disolver miedos y enfrentarnos con aquellas circunstancias que nos provocan crisis, dejar de proyectar en los otros aquello que nos resulta incómodo en uno mismo; es el camino hacia a una mayor liberdad y vivencia auténtica de lo que uno es en esencia.