¿Qué es Dharma Yoga?



Dharma yoga o yoga tibetano del corazón pertenece al linaje budista de Lama Tsong Khapa, erudito del s.XIII-XIV fundador de la escuela Gelug. Recogió las instrucciones de Los 6 yogas de Naropa y del maestro Atisha, para sintetizar un yoga donde se realizan prácticas externas con el cuerpo e internas con la mente, respectivamente.

Lo que básicamente diferencia al Yoga Tibetano de los demás yogas, es la comprensión y el trabajo a partir del primer sutra de los Yoga Sutra:

 

Yogash chitta virtti nirodhah = Tu mundo está al revés     

                                                        

Para tener una comprensión profunda de esta reflexión es necesario entender los cinco niveles de la persona, una visión de nuestra naturaleza completa que es lo que le da sentido al yoga tibetano:

  1. Cuerpo físico
  2. Respiración
  3. Canales y pranas
  4. Pensamientos
  5. Semillas Kármicas 

Estos cinco niveles se pueden vincular con las 8 ramas de Ashtanga Yoga, doctrina elaborada por el yogui filósofo hindú Patanjali en el s.II a.C:

  1.  Yama – normas de comportamiento
  2.  Niyama – autodisciplina
  3.  Asana – posturas corporales de yoga
  4.  Pranayama – trabajo de la respiración
  5.  Pratyahara – control de los sentidos
  6. Dharana – desarrollo de la concentración
  7. Dhyana – meditación
  8. Samadhi – Iluminación

Esta comprensión de nuestra naturaleza humana se acompaña de una serie de profundas reflexiones acerca de la verdad de la existencia como, por ejemplo, todo es transitorio porque todo cambia, se deteriora o muere. O no tenemos el control de prácticamente nada, sino no habría razón por la que sentirse insatisfecho, en cambio no siempre obtenemos lo que deseamos ni controlamos las circunstancias que nos rodean, que aparecen y se desvanecen.

 

Aquí podemos ver la correlación entre Dharma yoga y Ashtanga Yoga:

En ambos vemos que el cultivo de la mente es el protagonista respecto al trabajo físico, una observación a tener en cuenta si no queremos perder el auténtico sentido del yoga y aprovechar al máximo sus beneficios.

El plano físico y energético no podemos disociarlos, lo burdo y sutil siempre van unidos. Por eso, cuando hablamos de los cinco niveles, el trabajo puede ser de dentro hacia fuera o de fuera hacia dentro; por ejemplo, una respiración saludable influye en nuestro cuerpo y al revés, un trabajo corporal inteligente beneficia a nuestros pranas. Si además ejecutamos las asanas con una buena intención y motivación, el efecto es más intenso, pues donde va un pensamiento va un prana, a modo de correlación podemos visualizar un jinete montado en su caballo.

 

El objetivo de las asanas es mover el flujo de prana o energía de tal manera que se aflojen los nudos que crean opresión o conflictos en el cuerpo sutil y reconducirlos al canal central o nadi Sushuma, por donde circulan los pensamientos virtuosos, de esta forma sembramos semillas kármicas puras y positivas, con el objetivo de ayudarnos a nosotros mismos y a los demás.

Utilizamos nuestro cuerpo burdo para transformar y generar en el cuerpo sutil semillas positivas, así como para desbloquear nudos de tensiones y conflictos que cristalizan en nuestro cuerpo físico.

A partir de la información recibida a través de los sentidos generamos sensaciones, éstas dan lugar a un pensamiento o sensación mental, éste da lugar a un sentimiento/emoción y de aquí surge una reacción o experiencia que produce karma.

"Tu mundo está al revés" significa que las cosas que me ocurren vienen de mi interior, mis semillas kármicas van brotando cuando las causas y condiciones son las adecuadas, de manera que todo procede de mí, del núcleo central de los cinco niveles. Es de mi conciencia sutil de donde surgen mis experiencias y crea mis experiencias futuras. La semilla nunca pierde su potencial, sólo tiene una función y es madurar.

Por eso tenemos la libertad de transformar nuestro mundo siendo muy conscientes de las semillas kármicas que vamos sembrando en nuestra consciencia más sutil, y la práctica de yoga nos facilita el cultivo de pensamientos y acciones positivas para nosotros y para los demás.

 

A modo de esquema resumen:

Con el deseo de que cada uno de nosotros despierte el maravilloso potencial latente que existe en nuestro interior, que la práctica de yoga más allá de los conceptos y etiquetas, sea de beneficio para todos.

¡Ven a probar una clase gratuita!

 Jueves de 21 a 22:15h

Estudi Itzà - Girona